13/5/16

"El manicomino loco", una meditación activa para soltar tensiones en el aula

“El manicomio loco”, una meditación activa para soltar tensiones en el aula
Recogido de Educación 3.0 el 13 de mayo del 2016.

El movimiento continuo de un niño en su silla suele ser síntoma de que no se movió lo necesario.  Bajo esta tensión, le será difícil concentrarse. Hablará, se levantará sin parar para sacar punta a su lápiz, tirar un papel a la papelera o ir al baño buscando mil y una excusas para saciar su urgencia de movimiento. ¿Qué puedes hacer tú en el aula para ayudarle a liberar toda esta energía de manera rápida consiguiendo que se concentre de nuevo?
A continuación te propongo una potente actividad de descarga. Se trata de una pequeña meditación activa con recursos teatrales, de carácter lúdico y alegre. Sólo te tomará unos minutos. Se llama “el manicomio loco”. (Apta para todas las edades. Especialmente recomendable para adolescentes).



gritar

  Objetivo:

Mejorar la concentración

Beneficios:

mejora la creatividad, imaginación, memoria, las capacidades cognitivas y la inteligencia emocional liberando tensiones, físicas, emocionales y mentales.

¿Qué material necesitas?

-Un lugar donde tus alumnos puedan moverse a sus anchas y no molesten a nadie con sus gritos. Quizá el aula de gimnasia
-Un pañuelo por participante
-Reproductor de audio
-Una melodía enérgica

¿Qué pautas debes dar?

-“Imagina que eres un loco en un manicomio”.
-“Cuando yo diga “ya” empieza a moverte y a gritar a tu antojo, interpretando al loco más loco que imagines durante 10 minutos. Revúelcate por el suelo, grita, patalea, ríe, llora, exprésate en jerigonza. No te dejes nada de lo que surja sin expresar. ¡Diviértete!”
-“Si sientes vergüenza de que tu compañero te vea tan loco, todos os vendaréis los ojos y así nadie verá a nadie, pero escuchar al otro y sentir su movimiento te ayudará a entrar en la dinámica”.
-“Voy a poner una música crispante a volumen fuerte. Aprovéchala como inspiración para arrancar dejándote llevar por ella y camuflar tu vergüenza en su bullicio”
-“A mayor intensidad mayor descarga”
-“Intentad sentir con el cuerpo la cercanía del compañero para no chocar”.
-“Habla en “jerigonza”, un lenguaje no racional inventado  por ti, pronunciado rápido para escapar al control de tu mente”.

boy

Tiene las siguientes ventajas:

1. Puedes decir lo que necesites, que no herirás a nadie, ¡sólo tú lo entenderás!
2. Conseguirás un sorprendente efecto de loco
3. Limpia tu mente de tensiones, al evacuar lo que necesitas.
4. Aumenta tu Percepción corporal e Inteligencia Emocional: la mente necesita del orden y la sistematización para funcionar. La palabra es su esquema de pensamiento. Romper este esquema verbal la anula al guiarla a un caos en el que no sabe manejarse. Con ello, la emoción toma protagonismo: “El centro es empujado de tu mente al corazón” [1] Pensar menos, sentir más.
5. “¡Para! ¡Conviértete en estatua de piedra en la posición en la que te encuentres tras los 10 minutos de locura, en completo silencio (la música cesó). Observa lo que sucede durante 5 minutos, para reconectar con el estado de calma”: Presta atención a tu respiración, a tus sensaciones físicas, observa tus pensamientos si llegan y déjalos pasar como una nube volviendo a poner el foco de atención en tu respiración y sensaciones físicas.
6. Pasados 5 minutos di: “Deshaz tu postura, ahora puedes moverte, quitarte el pañuelo y, lentamente, volver a la actividad en tu aula. ¡Observa la diferencia en el nivel de concentración, actitud, postura, mirada, calidad de movimientos!

¡Encuentra tu motivación!

Busca la manera de integrar esta actividad en tu rutina como buenamente puedas.
[1] Osho, Creador de la Meditación Activa

Haydée Mesa 
Haydée Mesa, licenciada en Arte Dramático y especialista en Técnicas Gestálticas, con experiencia como actriz profesional y pedagoga teatral, conjuga estas disciplinas para profundizar en el conocimiento emocional.


No hay comentarios:

Publicar un comentario